El deporte en mi vida

Desde pequeño el deporte estuvo presente en mi vida. Recuerdo cuando tenia 5 años y mi abuela me hacía saltar lo más alto posible mientras repetía las tablas de multiplicar en el aire. Y le agradezco profundamente que lo haya hecho, porque me ayudo a desarrollar mi pensamiento abstracto desde muy joven.

Luego en el colegio tenía deportes como el futbol, rugby, atletismo y cross country. Y a los 16 conocí el «Hankido», arte marcial koreana el cual practiqué por 3 años.

Entre los 20 y los 30 años conocí diversas disciplinas marciales, como el Tai chi, Ninjutsu, Muay thai. Aunque nunca profundicé demasiado en ellas, me han ayudado muchísimo para mantenerme en mi centro independiente de la situación por la que esté pasando en cada momento. Y una que otra caída que una voltereta asimilada me ha salvado de alguna fractura o lesión mayor.

El punto de quiebre lo tuve a eso de los 26 años, en que salí a tomar el bus y este ya estaba saliendo y tuve que correr unos 100 metros a toda velocidad para alcanzarlo y ¡no lo conseguí!

Mi frustración fue enorme, no solo por que había perdido el bus, sino por que siendo tan joven me encontraba en un estado de salud deplorable que en un estado de urgencia podría haber sido de vida o muerte.

El año 2012 tomé la decisión de hacer ejercicio y asimilarlo como una forma de vida, ya no más eso de comenzar y ni durar un mes, ni solo dejarlo como un proyecto sin ser realizado. Quería generar un cambio real.

En ese momento estaba con varias ocupaciones y los recursos eran escasos, entonces pagar algun gimnasio o academia me era imposible.

Pensé así: «No necesito pagar dinero para correr o hacer unos cuantos abdominales, sólo la motivación de hacerlo»

Entonces armé un programa y comence a entrenar 2 veces al día en el jardín. Era simple, repetir ejercicios que ya había aprendido años atrás.

Lo más dificil de esto en verdad era salir del sofá después de mi trabajo o cuando hacía mucho frio. Creo que desde que comencé, pensé en desistir unas 1000 veces al día, cada vez que me tocaba entrenar de acuerdo a mi programa.

Youtube y sus videos de motivación me ayudaron para automotivarme. Ponía la canción de Rocky y me mentalizaba. Entonces cuando había terminado lo único que quedaba era una enorme sensación de gratitud hacia mí mismo, por haberme vencido a mí mismo ese día.

Persistí unos 6 meses y cuando estaba llegando a un punto de aburrimiento descubrí el Crossfit. Fui a una clase de prueba y tuve la sensación de que esa no sería la última vez que estaría ahí.

Ahora ya he cumplido casi 2 años de haber integrado el ejercicio físico en mi vida, he visto como mis metas se han concretado, he vivido la sensación de estar pleno y despierto, con mi cuerpo al 100% de sí. Y principalmente he aprendido que esto es el resultado de la motivación para comenzar y la fuerza de voluntad para persistir.

Mis metas físicas las he ido concretando paso a paso y algunas en menor tiempo del que tenía planeado.

No importa que es lo que hagas, ya sea un deporte, un estilo de danza o arte marcial. Hacer deporte es lo mejor que le puedes hacer a tu cuerpo y es lo mejor que le puedes enseñar a hacer a tu mente.

Aún hay más metas por cumplir, el 2014 se viene aún mejor. Hay más marcas por mejorar y hay más personas con quienes compartir y apoyar en su proceso personal.

Manifesto

sinlimites

¿Por qué estoy vivo y para qué? ¿Cuál es el motivo real de mi vida y de la vida en sí misma?

Vivir, sin límites, vivir sin miedo, vivir con amor. Estar despierto, aprovechar cada instante, por que solo existe un presente, el hoy y este hoy es un regalo pero al mismo tiempo una oportunidad con fecha de vencimiento. Ya que vence en el momento en que decidimos evadir, dormir y salir de nosotros mismos.

Como puede ser esto posible, ¿salir de nosotros mismos?.

Lo es pues todos cargamos pensamientos y emociones que nos llevan a la deriva, a pocos nos enseñaron a liderarnos a nosotros mismos. A la mayorìa nos enseñaron a seguir instrucciones. Entonces cuando queremos salir de esto, lo hacemos buscando un manual.

Dejenme decirles que tal manual no existe. Todos los gurús que encuentren les van a decir, este es tu nuevo manual para tu vida. Cada uno con su propio estilo personal. Cada uno lo hará de una forma más o menos atractiva para tí. Algunos usarán las técnicas del mercadeo y otros no. pero eso no solucionara nada, pues el día que verdaderamente abras los ojos, aunque sea por solo un instante. Te darás cuenta que no existe este manual.

Hasta darnos cuenta que la fórmula secreta está en nosotros mismos y no es algo externo que alguien debe brindarnos, seguiremos los mismos patrones.

Eso si, sin confundir esto con soberbia, no se trata de no seguir a nadie o dejar de aprender de los demás. Si no que todo lo contrario. Se trata de aprender de los demás todo el tiempo, pero sin vender nuestra propia vida a ideales que no son encesariamente los nuestros. La humildad para aprender y la conexión interna para permanecer siempre en nuestro centro.

Es parte de nuestra responsabilidad personal el encontrar y pulir esta verdad personal, unos lo harán solo para sì mismos y otros lo encontrarán ayudando a los demás. Independiente de como lo haga cada uno, lo fundamental es hacerse cargo individualmente y no culpar al medio ni a los demás.

1271929_10151736682824724_2062033170_o

Por consecuencia, deseo compartir con ustedes mis propios hallazgos y así poder crear un diálogo y un punto de unión, como un punto de partida en donde cada uno pueda levantarse y crear la vida que desea y sueña.

1. Conócete a tí mismo. Esto nunca termina, el día que comiences hasta el día de tu muerte no dejaremos de aprender.

2. Reconoce a tus antepasados y a los que ya han caminado, sin juzgarlos por sus acciones. Reconocer significa darle el espacio que merecen en nuestra propia vida.

3. No pierdas nunca la oportundiad de ser empàtico con el mundo que te rodea, Todo tiene más de una razón y el 99% de las veces no somos capaces de comprenderlas. Por más años que tengas o carreras y estudios tengas, eso no te hace estar por sobre los demás. La empatía es la llave para la aceptación lo que nos conduce reciprocamente a la felicidad.

4. Todos queremos más o menos las mismas cosas. Dinero, felicidad, libertad, seguridad, éxito, amistad, conocimiento. Ninguno de tus problemas es diferente al de los demás así como tus propios sueños. Así como la constitución física de un ser humano se basa en diferentes sistemas biológicos que nos aseguran la supervivencia, somos todos parte de un sistema planetario, por lo tanto la realización de un agente es la realización de todos.

5. Aprovecha todo tu potencial. Nunca es demasiado tarde para hacer deporte, conocer otros paises, enamorarse, cambiar de carrera, practicar un arte, leer un nuevo libro y hacerse un nuevo amigo. Mientras más desarrolles tus potenciales, mayores posibilidades abres en tu vida y en la de los demás.

6. Busca, encuentra y dedícate! Algunos no dejan de buscar y no se arriesgan a sumergirse, profundizar. ¿Cómo saber que lo que encontraste es lo que te corresponde?, simplemente sin tener la experiencia no lo podrás saber. ¡atrévete a ir más allá y no te excuses más!

Somos los dueños de nuestra vida, nuestro destino, y tejedores de nuestro universo, nada está separado del resto, por lo tanto solo necesitamos creer en nosotros mismos.

Esa es la base y esencia de este manifesto, y si te ha gustado o provocado ganas de hacer un cambio en tu vida, te invito a compartirlo y comentar tus propias experiencias.

Bienvenidos a mi nuevo Blog

Hola, mi nombre es Félix Enrique Fuenzalida Muñoz, de nacionalidad chilena y amante de la vida en todos sus aspectos y niveles.

El propósito de este blog es poder añadir en sus vidas palabras y mensajes que activen positivamente, pensamientos y emociones que constribuyan a su crecimiento como individuos.

Aquí podrán encontrar material de motivación, espiritualidad, datos sobre Neurociencia y más! Así que los invito a subscribirse y seguirme en esta nueva aventura!